YOSHICHIKA TAKAGI: HOUSE K

Para proyectar esta vivienda, Yoshichika Takagi tenía que cumplir con las premisas de su cliente que quería una vivienda que fuera muy exterior y que desde la fachada se pudiera intuir el espacio interior.

Dado el clima frío de Hokkaido no se creía adecuado tener grandes espacios abiertos, por lo que Takagi decidió crear un interior como si fuera un pueblo, una aldea en la que las habitaciones son como las cabañas y el espacio circundante es la calle.

Sin duda, un proyecto interesante que nos habla de la poética del espacio y nos muestra que las relaciones interior/exterior no tienen porque limitarse a interacciones físicas directas.

Imágenes vía Dezeen

Written By
More from Pati Santos

News from OMELETTE ED.

Hace tiempo os presentábamos al estudio La Mamba con sus increíbles mirrors,...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *